Dime

Dime a dónde fueron las palabras
que salían de tu conciencia rota.
Dime si un beso es algo para ti
o sólo es una derrota.

Y mientras dos veranos pasan,
arrepentimiento en tu mirada.
Aunque mi sonrisa sabía
que tal vez tú sólo jugabas.

Dime que fue de las notas musicales
y de tus súbitas llamadas,
y dime que fue de la tristeza sorda
y del muro que no tenía capota.

Sé que no puedo encontrarte
y que no debes buscarme
porque el tiempo no es para ti
lo que significa un corto silencio.

Dime que fue de mi paciencia
que se ha ido sin avisar.
Dime que le pasa a tu confianza
que rebota sin parar.

Pero supongo que no me dirás
lo que quiero yo oír,
ni entenderás lo que quiero decir.
Entonces no esperaré
ni hasta el alba ni el atardecer
para comprender el motivo de tu sed.
Category: 0 comentarios

0 comentarios:

"Vivimos en un laberinto, donde buscamos encontrarnos a nosotros mismos perdiéndonos constantemente"
Sofia