Capítulo Cuatro

Mi hermano estaba frente a mí. Me decía que todo estaría bien, que los cambios sólo dolerían al principio, que me iba a encontrar con una persona clave en mi vida ,que los agujeros de mi corazón serían llenados con los de mi mente. Sucedió algo más pero oí un golpe…
Me desperté en seguida cuando un golpe que sólo pudo ser oído por mí se escuchó en mi ventana. Me restregué los ojos y salí al encuentro de lo que pudo haber ocasionado el sonido.
Un chico alto y musculoso esperaba en una de las ramas del árbol que daba mi ventana. Tenía ojos ámbar…sin duda, supe quién era: Seth.
- ¿Qué haces aquí? – le susurré, desconcertada.
- Necesito hablar contigo.
Fantástico, otra charla inesperada.
Asentí mientras él, con una velocidad increíble, se colaba en mi habitación impulsándose en el marco la ventana. Aterrizando con un ruido sordo, muy calculado, se sentó en la silla de mi escritorio y pude ver que tenía varias heridas menores.
- ¿Qué te paso?
- Tranquila, no fue nada. He venido a avisarte que estás en peligro, y que necesitas ser muy cuidadosa cuando salgas, incluso cuando estés aquí; no debes confiarte de nadie y mucho menos adentrarte a la espesura.
- Pero ¿por qué estoy en peligro? ¿De qué? ¿De quién?                
El pareció vacilar un instante, pero se acercó hacía mí. Me miró a los ojos y dijo:
- Escucha, esto tiene que ver con tu hermano. Sus asesinos están buscándote para cobrar venganza de alguna forma. Tienes que saber que ellos son astutos y no tan irracionales como aparentan. Por favor no me preguntes cómo lo sé… Por ahora limítate a ser cautelosa.
Dicho esto tan cerca de mí, me quedé en shock y muerta de miedo. ¿Venganza? ¿Qué he hecho? ¿Qué ha hecho mi hermano?
Él se percató de mi miedo y me susurró:
-Te protegeremos.
Y dicho esto, se acercó para posar sus labios en los míos, brevemente. Esto hizo que mi corazón estallara, y cuando volví a abrir los ojos, él ya se había ido.

Category: 0 comentarios

0 comentarios:

"Vivimos en un laberinto, donde buscamos encontrarnos a nosotros mismos perdiéndonos constantemente"
Sofia